Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono: ¿Qué pasa en las ciudades del Perú?

Hace 25 años, un día como hoy, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono con la finalidad de generar conciencia pública sobre el tema y conmemorar la firma del Protocolo de Montreal (1987). Este Protocolo establece el compromiso de 46 países para para reducir el uso de sustancias perjudiciales para la capa de ozono, como los clorofuorocarbonos (CFCs), Hidroclorofluorocarbonos (HCFCs) y Halones (CFBr) que, al ser emitidos, pueden durar hasta cien años en la atmósfera.

La capa de ozono de la estratósfera (90% del ozono total) absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta del Sol y su debilitamiento –provocado por los CFCs y sus parientes químicos- afecta el ambiente y la salud de las personas. Arequipa y otras ciudades de la Sierra sur del Perú, con alta insolación y  bajos niveles de humedad, son las que sufren los mayores efectos del adelgazamiento de la capa de ozono. Aquí, los niveles de radiación ultravioleta (UV) llegan a 16-18 puntos, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda niveles máximos de 11 puntos para la exposición de las personas. El cáncer a la piel es uno de los efectos de esta exposición y la población en mayor riesgo son los agricultores, pescadores, ambulantes, y toda persona que esté expuesta al sol por prolongados periodos de tiempo.

El Perú es uno de los países firmantes del Protocolo de Montreal. Hoy, a través de la Oficina Técnica de Ozono de la Dirección General de Asuntos Ambientales de Industria (DGAAMI), el Ministerio de la Producción (PRODUCE) tiene como meta reducir al máximo el empleo de las sustancias catalogadas como HCFCS al 2040. Según PRODUCE, gracias al Plan de Alternativas Refrigerantes, los gases HCFC se lograron reducir un 10% el 2015 y hasta el 35% al 2020.

Los gases que afectan la capa de ozono se producen esencialmente en las ciudades, a través de sus procesos industriales. El Plan de PRODUCE comprende el fortalecimiento de capacidades y asistencia técnica en la industria nacional de refrigeración y aire acondicionado, y el control en la importación de refrigerantes y equipos que contengan HCFCS. Está teniendo difusión en 11 urbes del país: Piura, Chiclayo, Chimbote, Trujillo, Huancayo, Arequipa, Ica, Iquitos, Tarapoto, Lima y Callao. Una capa de ozono y un clima saludables son esenciales para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030.